jueves 9 de Agosto: Se suspende la recreación de los Frateres -no la visita- dado que el Ayto no les permite llevar las espadas y armas de época...

miércoles, 13 de mayo de 2009

Plan E. Reformas en la plaza de la Soledad




AMIGOS DE BADAJOZ PIDE SENSIBILIDAD EN LA REFORMA DE LA PLAZA DE LA SOLEDAD

La Asociación Amigos de Badajoz pide al Ayuntamiento de Badajoz que sea sensible en la reforma que se va a acometer para transformar la Plaza de la Soledad en Plataforma Única, como proyecto financiado con los fondos del estado.
La Plaza de la Soledad es uno de los lugares más emblemáticos y con más sabor del Barrio Histórico, con bellísimos edificios protegidos de valor histórico-artístico, como la Giralda, la Ermita de la Soledad, las Tres Campanas o la Casa Álvarez, por lo que transformar este espacio en una plaza arquitectónica vanguardista y dura, sin vegetación, y con materiales propios de un barrio de expansión, pero inapropiados para un Casco Antiguo, convertirán la plaza en un espacio impersonal y extraño, lejos del carácter que tiene el lugar.

Para ello, la Asociación Amigos de Badajoz hace las siguientes consideraciones al proyecto que se ha elaborado para esta transformación:

1.- Parece que el primer problema es de concepto, pues se está interviniendo en el corazón de la ciudad, en la parte antigua, y no en una plaza nueva de un barrio en construcción, por lo que el tratamiento a aplicar debe ser muy distinto. El respeto al lugar, que está protegido por el Plan General, la sensibilidad hacia la personalidad de la plaza y el cariño en el tratamiento, estilo, formas y materiales a emplear deben estar por encima de significaciones técnicas y de criterios arquitectónicos particulares que buscando una falsa modernidad, desvirtúan y adulteran el sabor y la razón de ser del lugar histórico.

2.- En la zona más próxima a la puerta de la ermita se colocan unas rarísimas jardineras de adoquinado en forma de media luna, de dudoso gusto estético, que están ubicadas de forma totalmente anárquica y que alteran notablemente el lugar, cobrando excesivo protagonismo sobre los edificios que se pretenden resaltar, Quizás sería más aconsejable el uso de otro tipo de jardineras decorativas o de árboles que, situados adecuadamente, no perturben la contemplación de los edificios e inviten al paseo, con especies de porte medio que siempre han estado presentes en Badajoz y que están dejando de utilizarse, como naranjos, que por su tamaño, forma y olor en primavera son ideales para este tipo de plazas pequeñas.

3.- En este lugar se vuelven a emplear pequeñas losetas de granito gris, las mismas utilizadas en Las Descalzas que, a pesar de ser el material más caro en su estilo, más que granito parecen de cemento, son minimalistas, nada adecuadas para espacios abiertos y de reducido lucimiento. Por ello, y ya que se utiliza también el tradicional adoquín, sería más aconsejable buscar unas losetas de más dimensión de granito extremeño, muy extendido en otras reformas locales y de probada resistencia, como el paseo de la Plaza de España.

4.- En la zona más amplia, que es la plaza actual propiamente dicha, también se apuesta por una plataforma única, aunque parece que el terreno tiene cierto desnivel, transformando totalmente el actual espacio, una vez más con losetas muy pequeñas, desplazando la estatua del Porrinas, reduciendo la vegetación a una pequeña, y una vez más minimalista, isleta, y eliminando los actuales bancos de forja tradicionales por unos muy modernos, más duros y nada integrados con el entorno. Lo mismo le ocurrirá a las farolas fernandinas que presiden la plaza, como lo hacen en el Paseo de San Francisco y en las calles del Barrio Histórico, que serán sustituidas por vanguardistas luminarias “de diseño”.

De llevarse a cabo el proyecto propuesto, la Plaza de la Soledad se convertirá en una moderna Plaza de Valdepasillas, absolutamente detonante con el entorno, impersonal, y donde prima la significación personal arquitectónica al respeto, cariño y adecuación a los edificios a los que debe ensalzar. Resultará, además, un lugar duro, como ya le ocurrió al paseo central de  la Plaza de España, poco proclive al paseo y la estancia, con poca vegetación, totalmente descontextualizado, y en contraposición absoluta con la climatología del lugar donde se va a ubicar.
Por todo ello desde la Asociación Amigos de Badajoz solicitamos al Ayuntamiento que sea sensible con un lugar que está protegido y no admite alteraciones del entorno, que consensúe esta propuesta con otros técnicos y con personas expertas y con conocimientos suficientes del lugar donde se va a intervenir, pues la ciudad no puede pagar una obra con la que los ciudadanos vamos a convivir durante muchos años y que sólo obedece al gusto estético personal de unos técnicos y no al de la mayoría de pacenses.


Junta Directiva de la Asociación Amigos de Badajoz

Badajoz a 13 de mayo de 2009