Visitas guiadas NOCTURNAS el segundo JUEVES de cada mes durante el verano.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Acuerdo Ayuntamiento-Diputación Museo Bellas Artes

CONSIDERAMOS UNA IRRESPONSABILIDAD LA POSTURA DE AYUNTAMIENTO Y DIPUTACIÓN EN LA AMPLIACIÓN DEL BELLAS ARTES


Ante la decisión tomada por el Ayuntamiento de Badajoz de conceder definitivamente la licencia de obras a la ampliación del Museo de Bellas Artes y las declaraciones aparecidas en los distintos medios de comunicación, realizadas tanto por el Ayuntamiento como por la Diputación, promotora del proyecto, la Asociación Amigos de Badajoz quiere puntualizar lo siguiente:

1.- Vaya por delante que la asociación apoya decididamente la necesaria ampliación del Museo de Bellas Artes, pero en el marco de la ley, pues no se le puede conceder a las administraciones lo mismo que se les niega a los ciudadanos.

2.- Nos produce, como mínimo, rubor, escuchar al Concejal de Urbanismo del Excmo. Ayuntamiento de Badajoz cómo va a autorizar una obra que ha tenido parada durante 3 años por no cumplir con la ley y que ahora, sin modificación alguna de la fachada ilegal planteada, da luz verde al proyecto.

3.- Sentimos estupor, ya que a pesar de reconocer el propio concejal que la obra no cumple la Normativa Urbanística de Badajoz, o sea, que es ilegal, decide dar licencia de obras, amparándose en un dudoso supuesto de “arquitectura propositiva” incluido “de forma interesada” en el Plan de Urbanismo y que choca frontalmente con la propia normativa que dice que cualquier edificio construido de nueva planta en este lugar debe armonizar con el entorno. Ya me dirán si un edificio de cristal y hormigón perforado, rodeado de edificios históricos protegidos, lo cumple…

4.- Pero hay más, y aquí está el “quid” de la cuestión, la Normativa Local de Urbanismo está sujeta a las leyes de rango superior, a las que debe plegarse y, por supuesto, no puede ir contra ellas, como está ocurriendo aquí, pues la Ley del Suelo en su artículo 138 afirma textualmente:
“Las construcciones en lugares inmediatos o que formen parte de un grupo de edificios de carácter artístico, histórico, arqueológico, típico o tradicional habrán de armonizar con el mismo…”

Es evidente que las leyes y las normas no aceptan excepcionalidades que vayan en contra de la propia ley, siendo evidente que el asesinato, el robo o construir ilegalmente está fuera de la ley, lo cometa quien lo cometa, sea un particular o una administración pública. Y en ello la pretendida excepción de “arquitectura propositiva” no tiene cabida, pues choca frontalmente contra el espíritu de la ley que defiende todo lo contrario.

5.- Ello explica lo nunca visto, que el Ayuntamiento conceda una licencia a medias, sin la fachada, y que se firmen extraños acuerdos entre el alcalde y el presidente de la Diputación, buscando resquicios para comenzar las obras. Es realmente increíble que se conceda una licencia de Obras a un edificio a expensas de que los tribunales dictaminen si es ilegal o no.

6.- La postura de Ayuntamiento y Diputación denota una gran irresponsabilidad, pues según declaraciones de ambos: “…si después de construido el edificio se demuestra que no es legal, se derriba…”, en una frase demasiado similar a la pronunciada por cierta concejal de Urbanismo en el año 2000 en relación con la construcción del Cubo de Biblioteconomía “…Si queda mal, pues se corta…”

7. El Ayuntamiento de Badajoz y la Diputación no pueden construir un edificio altamente detonante basados en una suposición de legalidad, sino estando seguros de ella, pues juegan con el dinero de todos los ciudadanos. Y si finalmente se demuestra que el edificio es ilegal y hay que derribarlo o cortarlo ¿Quién lo paga: los responsables de autorizarlo y construirlo, como parecería lógico, o todos los ciudadanos?

No hay comentarios: