Visitas guiadas NOCTURNAS el segundo JUEVES de cada mes durante el verano.

lunes, 27 de febrero de 2012

No perder oportunidades.

Les decimos a las administraciones que invertir cuidando y manteniendo nuestro patrimonio no es solo una cuestión cultural, además económicamente es rentable para la ciudad.  Y no vamos a negar que en estos años se han realizado importantes actuaciones en este sentido poniendo en valor patrimonio no ya olvidado, sino abandonado por la desidia y el desinterés que han mantenido la inmensa mayoría de los ciudadanos a lo largo de siglos. Tampoco se trata de exigir realizar todo ahora...

Asistimos a la finalización de la obra del hornabeque de la cabecera del Puente de Palma. Fíjense en esta obra de la Confederación. No sólo se ha acondicionado históricamente el interior del monumento en si,  -ya se ha hecho en ocasiones anteriores- sino que además se está reestructurando su entorno. Esto es muy importante. Y esto que forma parte del monumento nunca se había tenido en consideración en anteriores reformas. Se está dando una lectura perfecta de cómo era el sistema defensivo.

Ahora fíjense en la obra del Revellín de San Roque. Prácticamente se ha actuado en su interior. Es decir, el monumento no ha interesado y se ha actuado de forma mínima y colateral como actuación patrimonial. No se ha cuidado su entorno que sigue tan cochambroso como siempre. Para más, no se han rehabilitado las garitas, dando una sensación de desprecio al monumento. Se ha perdido una oportunidad para rehabilitar este enclave. Se ha utilizado el monumento como una estructura de arquitectura a modelar, donde prima la actuación del arquitecto contra la puesta en valor del elemento histórico e historicista. Una oportunidad perdida, porque ¿cómo justifican los políticos una nueva actuación en el mismo lugar?. Actuación gratuita al consistorio pues se pagó con el Plan E.

Ahora fíjense en Puerta Trinidad. Se actuó en el exterior y en las cubiertas para eliminar los problemas de humedades. A parte de los desconchones que ya tiene la bóveda de la puerta –y eso que desde entonces prácticamente no ha llovido- nada de poner en valor otros elementos esenciales como el portillo y que en el proyecto se trataba como “cañoneras”... Otra oportunidad perdida de rematar las actuaciones. Actuación gratuita al consistorio pues se pagó con el Plan E.

Interior de Puerta Trinidad recientemente restaurada y "puesta en valor".

Pronto empezarán las obras en el Fuerte de San Cristóbal. Esperemos que no sea esta otra “oportunidad perdida”.

No hay comentarios: